Raíces y significados del Flamenco

Guitarra acústica tradicionalEl origen del flamenco no está del todo claro, ya que mientras unos lo atribuyen a los cantos islámicos monocordes, otros aseguran que su raíz se encuentra en el pueblo gitano

El origen del Flamenco

El Flamenco es una de las manifestaciones culturales más enraizadas en Andalucía, sin embargo, su origen es motivo de discusión y de disputa desde hace muchos años. Durante décadas, la opinión predominante es que había surgido del pueblo gitano, pero esa afirmación está hoy en día desacreditada, en opinión de numerosos expertos. Los gitanos llegaron a la península ibérica a comienzos del siglo XV. Al parecer, procedían del norte de la India, y llegaron a la zona en busca de un clima más caluroso que se adaptase mejor a su estilo de vida nómada y al aire libre. Muchos se asentaron en Cataluña, mientras que otros siguieron su camino hacia el sur, fijando muchos su residencia en la zona oeste de Andalucía, principalmente en Sevilla y Cádiz. Lo cierto es que no se puede negar de la aportación del pueblo gitano al nacimiento del Flamenco, pero la prueba de que este arte no se puede atribuir únicamente a esta raza es que gitanos hay en muchas partes, pero solo lo cantan los que llegaron a Andalucía, así como sus descendientes.

En realidad, la teoría más aceptada es que el germen del Flamenco se encuentra en la mezcla cultural que había en Andalucía en los años del nacimiento de esta manifestación cultural, cuando convivían cristianos, musulmanes, judíos y gitanos. De esta manera, se puede considerar que el Flamenco es patrimonio exclusivo de todos los andaluces, sin hacer distinción de religión ni etnia.

¿Qué expresa el Flamenco?

El cante flamenco es considerado como una forma de comunicación de todos estos pueblos que habitaban en Andalucía, y de la realidad de su época. De esta manera, la copla andaluza no es otra cosa que la expresión de la protesta y la nostalgia de razas oprimidas y vejadas. En este sentido, los gitanos, que fueron los que más ayudaron a propagarlo, no tuvieron nunca una vida de rosas, y sufrieron persecuciones. Los judíos, por su parte, tuvieron que convertirse para evitar la opresión; y los musulmanes, directamente fueron expulsados de España. En esa situación histórica se formó este arte, y por eso hay siempre una cierta pena de los pueblos desposeídos en el cante.

Imagen de whitewolf – Fotolia.comSimilar Posts:

Tags: , ,

Viajar a ‘la Madrid’ más castiza

Madrid y su cara más auténtica

Madrid es una ciudad con las características propias de las principales capitales del planeta. Lo suficientemente evolucionada para dar cabida […]